COLUMNAS MONTERREY

TRASCENDIÓ (Milenio)

Que la detención de Roberto Sandoval Castañeda, ex gobernador de Nayarit, y su hija, Lidy Alejandra Sandoval López, ocurrió en una solitaria casa ubicada en medio de una zona agrícola conocida como Las Huertas, en Linares, al sur del estado.

Hasta el lugar, al que sólo se puede ingresar por caminos de terracería y del cual la carretera más cercana es la Montemorelos-Linares, llegaron elementos de la Agencia de Investigación Criminal, de la Fiscalía General de la República; de la Secretaría de la Defensa Nacional; del Centro Nacional de Inteligencia; y de la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Previamente, Sandoval había sido buscado en por lo menos 40 domicilios de Nayarit, Jalisco, Nuevo León, Estado de México y Ciudad de México.

M. A.KIAVELO (El Norte)

1.- PASADA la medianoche, el conteo rápido del INE confirmó lo que aquí se había anticipado y muchos se resistían a admitir: que el emecista Samuel García apuntaba como el triunfador en la elección a la Gubernatura de Nuevo León…

2.- EN lo que fue su sede de ayer por la tarde, en el Metropolitan Center, Samuel lucía harto confiado, anunciando a eso de las 6 de la tarde que sus números le marcaban una ventaja de 10.5 puntos sobre su más cercano perseguidor, el priista Adrián de la Garza…

1.- EN contraste, a la misma hora, Adrián quiso dar un mensaje positivo y de que iba arriba en la elección, peeero las caras largas de sus colaboradores lo decían todo en la sede tricolor del Crowne Plaza…

2.- Y AUNQUE estaba planeado, el festejo priista se tuvo que frenar en esa sede, la misma donde se habían celebrado los triunfos tricolores de Natividad González Parás en el 2003 y de Rodrigo Medina en el 2009, cuando ganaron sus elecciones…

PROTÁGORAS (El Horizonte)

La jornada electoral que vivió ayer Nuevo León nos deja algunos puntos interesantes de análisis que, si los revisa con cuidado, estimado lector, le ayudarán a entender por qué Samuel García se llevó la victoria, según las proyecciones del conteo rápido del PREP…

En primera, Protágoras considera que el candidato “naranja fosfo, fosfo” fue el que mejor supo entender que en la entidad había un claro orgullo localista “anticentro”, que sumado al amplio rechazo contra Morena terminó por decantar la balanza en favor de Samuel… por más y que hubo señalamientos de que era “el plan b” de AMLO para NL…

Peeeeero… el otro gran factor fue que la campaña “tipo influencer” del emecista y su esposa Mariana Rodríguez terminó por atraer de manera mayoritaria al voto millennial y centennial… Sector que más peso tenía en la lista nominal y que contrario, a los pronósticos, sí acudió a las casillas… ¡órale!

Protágoras tiene los datos de que el 55% de la población entre 18 y 24 años votó “naranja”… y además, el 43% de los nuevoleoneses de 25 a 34 años también eligió a Samuel García… Así las cosas…

EN VOZ BAJA (El Porvenir)

Los que dicen que ahora sí perdieron hasta la camisa fueron quienes de una u otra forma conforman el Panal.

Lo anterior, dado que se vieron en la necesidad de vender la casa donde tienen su comité de campaña.

Que la venta se hizo para allegarse de recursos para los candidatos en campaña, aunque hubo quejas de algunos de ellos.

Y, que el domicilio sede, se ubica en la calle Venustiano Carranza, en la colonia Mirador en el centro de Monterrey.

Pero que por esa transacción ya es propiedad de un particular, dejando así a Nueva Alianza sin sede partidista.

LOS INFILTRADOS (ABC)

Marrulleros al ataque. Una buena dosis de suspicacia rodeó ayer a la jornada electoral en Nuevo León. Y es que no pasaron desapercibidos ciertos hechos extraños, como el corte de agua en unas colonias, la deserción de más de 33 mil funcionarios de casillas antes de iniciar la votación y la aparición de candados en la puerta de algunas escuelas habilitadas como casillas.

Los sospechosos apuntaron hacia alguno de los partidos, pero hasta anoche nadie tenía las pruebas en la mano. El hecho fue que, con una cosa u otra, los comicios iniciaron algo atropellados y con el susto de suspenderse en algunas casillas.