Ante la conclusión del proceso electoral, el Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, felicitó este domingo a Samuel García por haber sido elegido como el próximo gobernante neoleonés. También le pidió no olvidarse de los compromisos que manifestó durante su campaña, buscando atender de manera especial a los sectores más pobres y vulnerables de la sociedad.

“Son muchos los retos que, como cualquier gobernante, tendrá que enfrentar, pero estamos seguros que al formar un buen equipo de trabajo, con personas comprometidas con el bien de la sociedad y dispuestas a escuchar en todo momento a la gente, los problemas que se presenten tendrán una pronta solución”, mencionó Cabrera López.

También felicitó a los miles de ciudadanos que participaron activamente el domingo antepasado en las elecciones.

“Ha sido esperanzador observar la nutrida presencia de personas en la gran mayoría de las casillas, así como a los cientos de voluntarios que, convocados por el Instituto Electoral, fungieron como organizadores en cada una de las casillas.”

“Sin lugar a dudas, cuando el pueblo participa de forma activa y comprometida, se fortalece el anhelo de hacer realidad el que podamos vivir una verdadera democracia. Todavía nos queda mucho camino por recorrer, pero siempre será un buen signo el constatar que la fiesta cívica, vivida el pasado 6 de junio, se ha desarrollado, salvo algunas excepciones, sin mayores contratiempos.”

También, invitó a acompañar de cerca y constatar el que se mantenga la continuidad en el trabajo que próximamente iniciarán quienes han sido elegidos por la mayoría.

Por último, externó sus felicitaciones a quienes han sido elegidos como alcaldes de los municipios del Estado y a los diputados y diputadas que serán parte del Congreso local y de la Cámara de Diputados, invitándoles a busquen trabajar en armonía entre todos, dejando atrás las rivalidades partidistas y disponiéndose a ser auténticos servidores del pueblo que ha confiado a ustedes, poniendo en sus manos el procurar el bienestar y progreso de todos.