Luego de confirmarse al menos un caso de Covid-19, la Escuela Normal “Miguel F. Martínez” anunció este martes la suspensión de clases presenciales. Mediante un comunicado de prensa, la institución educativa informó que se seguirá el protocolo establecido por la Secretaría de Salud en el Estado, el cual contempla el cierre de las instalaciones por quince días. Dado que el ciclo escolar está por concluir, se regresaría a las aulas hasta el próximo mes de agosto.

“Derivado de esta situación la Secretaría de Salud ha dispuesto la suspensión de actividades presenciales en la institución, conforme los protocolos establecidos”, Cita el documento firmado por el director de la Normal, José Ángel Alvarado Hernández.

Durante esta semana de clases y la próxima, de examen, se retomará el sistema virtual para la totalidad de los alumnos.

Fue el fin de semana cuando se notificó al Comité de Salud de la dependencia sobre un posible contagio, que posteriormente se confirmó con una segunda prueba. Se desconoce si se trata de un estudiante o un trabajador. Los alumnos y demás personal que tuvieron contacto con el caso están siendo monitoreados para descartar más infectados.

“Por lo que a partir de este momento, todas las actividades pasarán nuevamente al espacio virtual (en línea), durante un periodo de 15 días; el Comité de Salud de la institución estará al pendiente y les mantendrá informados”, agrega el escrito.

Al regreso a clases presenciales, el pasado 31 de mayo, Alvarado Hernández adelantó que sólo sería por tres semanas al estar a punto de concluir el año escolar. El examen para aspirantes de nuevo ingreso será aplicado en línea por el CENEVAL, este 25 de junio.

Llaman a no bajar la guardia ante regreso a clases

Con el regreso a clases presenciales para estudiantes de nivel medio superior y superior, así como el posible regreso de alumnos de educación básica pertenecientes a municipios rurales, la Asociación Estatal de Padres de Familia en Nuevo León llama a que se continúen respetando las medidas sanitarias y no bajar la guardia.

Adriana Dávila Benavides, quien está a cargo de la asociación, manifestó que, al no estar vacunados todos los adultos a cargo de un estudiante, el riesgo de ser contagiado por Covid-19 sigue siendo una realidad.

“Aunque los maestros y personal de un instituto educativo ya estén vacunados, los niños pueden ser portadores y transmisores del virus a aquellos con los que viven en su casa, y sabemos que no todos se encuentran vacunados aún, por eso las medidas deben seguirse respetando.”

Fue así como aprovechó para emitir un exhorto a las autoridades federales encargadas de coordinar las campañas de vacunación para que lleven a cabo protocolos más eficientes para mejorar la vacunación en el Estado.

“Dependemos de la estrategia de vacunación de gobierno federal, y si no se apura para que la mayor cantidad de adultos de 18 años tengamos la vacuna, ocasiona demoras para un correcto regreso a clases presenciales. Mientras tanto, tenemos que llevar a cabo una reapertura moderada y respetar los protocolos sanitarios”, dijo Adriana Dávila.