Diputados del Congreso de Veracruz aprobaron donar a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), un rancho del exgobernador del estado, Javier Duarte. El rancho “Las Mesas”, ubicado en Valle de Bravo en el Estado de México, es una de las propiedades decomisadas al exgobernador priista.

El Congreso de Veracruz autorizó al gobierno estatal la enajenación a título gratuito el 66% de la superficie del rancho; el cual tiene una extensión de 922 mil 319.3 metros cuadrados a favor de la Sedena. De acuerdo con la dependencia, el lugar será utilizado para el desarrollo de actividades castrenses de sus elementos.

El rancho cuenta con caballerizas, cabañas, un lienzo charro y espacios de alojamiento con todo tipo de lujos, de los cuales eran proclive el priista; por lo cual, se estima que el costo de la propiedad sea superior a los 200 millones de pesos.

La Sedena solicitó el rancho al gobierno de Veracruz

La diputada, Rosalinda Galindo Silva indicó que está es una de las varias propiedades que han sido recuperadas por el gobierno; mismas que fueron adquiridas por el exgobernador Duarte y sus cómplices durante su administración.

“El predio es producto de los malos manejos, desvío, robo y peculado de los caudales públicos y de la corrupción de una administración pública anterior que no merece repetirse jamás”.

Así mismo, la legisladora indicó que el saqueo a la hacienda pública es un delito que ofende y agravia a los pobladores de Veracruz.

Además, indicó que ahora serán los militares quienes hagan uso de este rancho, pues son una institución que apoya a la población en desastres naturales.

Fue el titular de la Sedena, Luis Crescencio Sandoval quien a través de una carta pidió al gobernador del estado, Cuitláhuac García, la donación de los terrenos.