Si la historia se impusiera sobre la actualidad de las distintas selecciones del área de Concacaf, el convocado nacional de México saldría bien librado durante la eliminatoria rumbo al Mundial de Qatar en 2022. El Tricolor iniciará como local, después tendrá dos visitas: una ante Costa Rica y la otra en contra de Panamá. Tras Panamá y Honduras, como local, le tocará visitar El Salvador, Estados Unidos y Canadá. Ya en casa, se enfrentará con Jamaica, Costa Rica y Panamá, cerrando la eliminatoria recibiendo a Estados Unidos, visitando Honduras y siendo anfitrión con El Salvador.

Cuando se dio a conocer el respectivo calendario de México en las eliminatorias para la próxima cita mundialista, muchos consideraron que sería una carrera complicada, situación que pudiera ser así tras el presente de la Selección Mexicana y no sería tan fácil de sortear. Aunque si nos guiamos por la historia, las cosas pudieran ser de color de rosas para el Tricolor de Martino. 

Si la lógica se impusiera y México repitiera lo hecho por ellos en anteriores eliminatorias, jugando como local y visitante en contra de sus vecinos del área de Concacaf, el Tricolor avanzaría al Mundial sin problema alguno. Abrirán la eliminatoria como local ante Jamaica y ante este país, jugando en casa y en la cancha del Azteca o en alguna entidad de México, el Tricolor tiene un escenario de siete victorias: un empate y no haber perdido jamás en contra de los jamaiquinos. Por este motivo podría creerse que este rival, enfrentándolo al inicio de la eliminatoria y además en la fecha uno, en casa y con la afición azteca, trazaría la victoria para los de Martino

Después, los de la Selección tendrán dos visitas en Costa Rica y Panamá, siendo que ante los Ticos tienen un historial favorable de siete victorias, nueve empates y cuatro derrotas, sumado a que en su último enfrentamiento en tierras costarricenses finalizaron con un empate a una anotación; mientras que con los canaleros, jugando en territorio centroamericano, el Tricolor tiene un historial de tres victorias, cuatro empates, cero derrotas y el último duelo entre ambos en territorio panameño acabó con una igualada a cero goles. 

Hasta aquí, por historia y por antecedentes, México podría tener un arranque tranquilo ya que ante Jamaica en CDMX han tenido resultados favorables y de visitante ante Costa Rica y Panamá tienen un historial decente. Después serán locales con Canadá, y ante los canadienses nunca han perdido en territorio mexicano: eso es un antecedente todavía más favorable para los del TRI.  

Después, recibirán a Honduras y ante los catrachos tienen un historial jugando en México de 11 victorias, una derrota, un empate y el último encuentro entre ambos en CDMX acabó con victoria mexicana de 3-0, situación que para la previa es otro argumento considerable para creer que los de Martino son favoritos en este cruce. Luego visitarán a El Salvador, y ante este país, jugando en territorio centroamericano, los aztecas tienen un récord de siete victorias por dos derrotas. El último antecedente entre ambos países, jugando allá, acabó con victoria de 3-1 para los entonces dirigidos por Juan Carlos Osorio. 

La eliminatoria podría complicarse cuando visiten a los Estados Unidos ya que, ante este rival, en territorio norteamericano, han sumado 14 derrotas, 11 empates y 10 victorias. Este país es el que más ha vencido a México en eliminatorias de Concacaf y en partidos en entidades estadounidenses, aunque la situación mejoraría cuando visiten a Canadá. El antecedente más cercano entre ambas selecciones, siendo los canadienses locales ante los mexicanos, fue en marzo del 2016 cuando los entonces dirigidos por Osorio ganaron 3-0 de visitantes en una eliminatoria previa al hexagonal rumbo al Mundial de Rusia en 2018. 

La eliminatoria podría volver a ser algo difícil cuando visiten Jamaica, esto después de que en ese país, y ante dicha selección, han perdido en dos ocasiones dentro de los últimos seis partidos en territorio jamaiquino, aunado a qué el último encuentro entre ambas selecciones acabó con una apurada victoria de México por marcador de 1-0. 

México tendrá dos encuentros consecutivos como local ante selecciones como Costa Rica y Panamá a las cuáles han dominado cuando las enfrentan en territorio mexicano tras contener récords de 16 victorias, cinco empates y dos derrotas frente a los ticos y nueve victorias consecutivas del Tricolor cuando reciben a Panamá ya sea en el Estadio Azteca o en otros recintos, aunque después tendrán el Clásico de Concacaf cuando de locales enfrenten a Estados Unidos y ante el equipo de las Barras y las Estrellas tienen una marca de 20 victorias, tres empates y una derrota cuando se juega en canchas mexicanas. 

Finalizarán la eliminatoria con dos partidos y el primero será de visitante ante una selección como la de Honduras con la que tienen un historial de seis victorias, cuatro empates y cinco derrotas cuando juegan en territorio catracho, situación que probablemente de como conclusión que en contra de este rival tendrán un duro cruce de pronóstico reservado, mientras que ya después concluirán la eliminatoria con El Salvador y a este convocado nacional lo han derrotado en 18 de las últimas 19 ocasiones cuando lo enfrentan en territorio azteca, situación que volverá a ocurrir. 

En resumen, México en el papel y por presente futbolístico podría tener una eliminatoria algo complicada rumbo al Mundial de Qatar 2022, aunque si las cosas cambian y el conjunto azteca mejora en su nivel de juego y preponderan la lógica de superioridad que han tenido desde décadas atrás en el área de Concacaf ante estos países, muy seguramente lograrán llegar a la próxima cita mundialista.