Familiares de personas desaparecidas en el tramo Monterrey-Nuevo Laredo, supervisan las labores de búsqueda de sus seres queridos, en Tamaulipas.

De octubre a la fecha, la Comisión Nacional de Búsqueda suma el reporte de al menos 71 personas desaparecidas en el tramo Monterrey-Nuevo Laredo.

Si bien las autoridades de Nuevo León y Tamaulipas cuentan con 43 carpetas de investigación en lo que va del año, la instancia federal habla de un poco más.

Karla Quintana, titular de la CNB, indicó que se estudia si repiten el mismo patrón.

Lo anterior toda vez que en muchos de los casos son operadores de transporte.

“La mayoría de las personas desaparecidas, es importante decir, son hombres y cuya ocupación es ser conductores de transporte de carga o de personas, como taxis o Uber”, resaltó.

De la totalidad de los reportes, 17 personas, una de ella sin vida, fueron ubicadas sin intervención de las autoridades.

Sin embargo, en los diferentes operativos de búsqueda que se ha efectuado en el tramo, no han encontrado personas, cuerpos ni restos humanos.

Más no así en Matamoros, Tamaulipas, donde se han recuperado 500 kilos en restos humanos.

Esto último en un sitio clandestino de cremación en la comunidad de La Bartolina, cercano a la frontera con Brownsville, Estados Unidos, localizado desde 2017.

 “Es un primer momento intervino la Fiscalía General del Estado de Tamaulipas, y desde hace poco más de 2 años quien está procesando ese lugar de exterminio es la Fiscalía General de la República (FGR), ahora con la Comisión Nacional de Búsqueda”.

SUPERVISAN FAMILIARES LABORES DE BÚSQUEDA

Familiares de personas desaparecidas en la via Monterrey-Nuevo Laredo supervisaron ayer las labores de búsqueda de sus seres queridos, en Tamaulipas.

De manera virtual, desde el piso 17 de la Torre Administrativa, sede de la Comisión Estatal de Búsqueda de Personas Desaparecidas en Nuevo León, los afectados presenciaron en vivo los trabajos que realizaron autoridades de la vecina entidad en el llamado “tramo del terror”.

Nallely Nolazco refirió que su hija desapareció el pasado mes de diciembre, y el último reporte de su ubicación fue en Nuevo Laredo.

“Su última conexión del celular está en Nuevo Laredo, son procesos muy lentos y se avanza muy lento”.

“Ahorita es una reunión virtual con Tamaulipas… se logra poco, pero si hemos logrado encontrar cuerpos, encontrar indicios, encontrar prendas”, expuso previo a su ingreso.

La sesión inició desde las 10:00 horas y se prolongó hasta pasada la tarde.

Se prevé que el operativo continué este jueves y viernes.

Participan elementos de la Fiscalía General de Justicia de ambas entidades, la Comisión Nacional de Búsqueda  así como las Comisiones Estatales de Búsqueda de Personas, con apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional, la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad pública de Tamaulipas.