El Colegio Instituto Welfare exigió al Estado el regreso a clases presenciales y advirtió que ellos sí lo harían en agosto próximo.

A través de un vídeo hecho público en sus redes sociales, Javier González Jiménez dueño del Colegio Instituto Welfare de San Pedro, exigió al Estado el regreso a clases presenciales y advirtió que ellos sí lo harían en agosto próximo. 

El Instituto retó al Estado y cuestionó que anteriormente se había mencionado el 30 de agosto como una posible fecha para el regreso a clases presenciales, sin embargo, el día de ayer 8 de julio del 2021, se comunicó que no será así. 

“Debemos comprender que ante esta decisión el rezago educativo no es lo único que está siendo perjudicado, sino también el desarrollo emocional y social de los niños”. 

“Hemos tomado la decisión de alzar la voz por nuestros alumnos. En agosto #YoRegresoPresencial”. 

Es así como este Colegio sampetrino deja en claro que la educación no debe de estar peleada con la Pandemia del Covid-19. 

Además de los directivos y administrativos, los alumnos del Instituto Welfare en San Pedro demandaron el regresar pronto clases

Por lo que en otro video expuesto en redes sociales, alumnos del Instituto Welfare de San Pedro piden a gobierno estatal que permita el regreso a clases presenciales. 

“Le pedimos a nuestro gobierno que por favor nos permita regresar a nuestras escuelas, queremos retomar nuestra vida como los adultos lo han hecho, lo que más queremos es regresar a nuestra escuela”, mencionan los alumnos en el video. 

Es de subrayar que este Colegio brinda una educación basada en el desarrollo de habilidades para el siglo XXI, que conecta al alumno con el mundo global y cambiante de hoy, y lo prepara para el futuro, en los grados de Pre-maternal, Maternal, Kinder, Primaria y Secundaria. 

Además de ello, trabaja en la unión de los tres pilares del ser humano desde los primeros años de vida, para una formación integral a largo plazo: Bienestar Cognitivo, Bienestar Social-Emocional, y Bienestar Físico-Nutricional. 

Además, el colegio ofrece una educación ‘holística’, a través de un modelo de enseñanza constructivista y la metodología de las ocho inteligencias múltiples.  

Dicho lo anterior, su cierre por la pandemia del Covid-19 les ha causado retrocesos en la educación que brindan sus alumnos, pues ya no cumplen con la finalidad de desarrollar competencias y adquisición de habilidades, actitudes, conocimientos y hábitos que les permitan desenvolverse eficientemente en su entorno, y que los conduzcan al éxito en su vida futura. “Nos preocupamos por formar y concientizar a los padres, con la finalidad de lograr un equilibrio en sus familias y en la sociedad”, señalan.