El hallazgo de los restos humanos fue la tarde del lunes pasado alrededor de las 17:45 horas, en el basurero Tapia que se ubica en General Bravo

Las autoridades investigan el probable feminicidio de una mujer de 80 años de edad, quien tras ser asesinada, fue calcinada en el basurero municipal de General Bravo, Nuevo León, al parecer por su hijo.

El hallazgo de los restos humanos fue la tarde del lunes pasado alrededor de las 17:45 horas, en el basurero Tapia que se ubica en General Bravo.

Los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de General Bravo fueron los que realizaron el hallazgo, sobre los restos presuntamente humanos calcinados en el interior de un basurero ubicado en ese municipio.

Elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones arribaron al lugar de los hechos para iniciar la indagatoria correspondiente.

Al lugar además acudió el personal del Instituto de Criminalística y Servicios Periciales de la Fiscalía General de Justicia de Nuevo León, quienes levantaron evidencias tras revisar el área, así como los restos humanos, lo cual se prolongó por varias horas.

Aparentemente ya se tiene la identificación de la persona, pero oficialmente se encuentra como N.N. (no nombre) al quedar pendiente el examen pericial de ADN, así como las causas de la muerte.

Las autoridades, en este caso la Agencia Estatal de Investigaciones, continúa con las indagatorias para establecer los hechos, en los que el presunto responsable del feminicidio sería el hijo de la occisa.

El cadáver se encuentra en las instalaciones del Anfiteatro del Hospital Universitario para la autopsia correspondiente.

La policía además trata de establecer si la persona occisa fue privada de la vida en el basurero o en otro lugar.