La ministra de Trabajo de Francia dijo que los empleados tendrán la obligación de presentar su certificado sanitario y si se niegan a vacunarse podrían llegar a despedirlos

En Francia habrá sanciones contra los empleados que no presenten su certificado de vacunación contra Covid-19.

La ministra de Trabajo de este país, Élisabeth Borne, dio a conocer que los empleados tendrán la obligación de presentar su certificado sanitario y si se niegan a vacunarse podrían llegar a despedirlos.

Estos trabajadores, como empleados de hoteles o de los transportes de larga distancia, tendrán que presentar a partir del 30 de agosto el certificado sanitario que acaba de aprobar el parlamento y esto obligará al resto de los ciudadanos a mostrarlo también, desde principios de agosto.

“El objetivo es convencer a los empleados y facilitar la vacunación, por ello hemos permitido una autorización de usencia para acudir a vacunarse”, señaló la ministra.

Perderán empleos si no se vacunan

Asimismo detalló que la ley incluye un proceso de suspensión del contrato de trabajo si el empleado no se ha vacunado y se levantaría en el momento que el trabajador presente el documento que lo acredite.

“Como no hay salario, esta disposición no puede durar indefinidamente. Habíamos querido introducir en la ley la forma en la que se podría recurrir al despido, al que no se podría recurrir antes de dos meses y que se acompañaría de una indemnización para los trabajadores”, apuntó Élisabeth Borne.

Certificado sanitario para lugares públicos

La ley debe ser aprobada por el Concejo Constitucional antes de convertirse oficialmente en ley, la norma ya hacía obligatorio el uso del certificado sanitario para acudir a cines, museos y cualquier evento con un aforo de más de 50 personas, pero a partir de agosto será obligatorio para viajar en tren, avión o para acudir a bares y restaurantes.