Después de tener un incidente vial con otro automovilista, el conductor un vehículo y su acompañante fueron detenidos por elementos de la policía municipal, ya que les encontraron droga, un arma de fuego y además uno de ellos intentó sobornar a la policía para evitar su arresto, en el municipio de Guadalupe.

El arresto de las personas se realizó la tarde de ayer, aproximadamente a las 18:00 horas, en la Avenida Las Américas en su cruce con Ruiz Cortines, Colonia América Obrera.

Las personas detenidas se identificaron ante las autoridades como Gerardo «S», de 28 años de edad, quien era el conductor del auto, así como Ángel «C», de 24.

Luego de que los efectivos de la policía les encontraron a las personas un arma de fuego, cartuchos hábiles y varios envoltorios con un químico similar al cristal, procedieron con el arresto.

Los elementos se encontraban en su recorrido de rutina, momento en que en el cruce de las avenidas Bonifacio Salinas y Ruiz Cortines, un automovilista les señaló que los tripulantes de una camioneta Mazda gris con placas SFK-359A, como quienes momentos antes le cerraron el paso de manera prepotente. 

Ante la denuncia los oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana de Guadalupe alcanzaron al conductor y le pidieron detuviera su marcha. 

El conductor del vehículo se puso muy nervioso, presuntamente intentó sobornar al oficial con dinero para que los dejara ir, mientras que su acompañante mostraba una actitud evasiva, por lo que pidieron hacerles una inspección. 

Al tripulante del vehículo le encontraron en la bolsa del pantalón cinco cartuchos hábiles de Calibre 45 mm y 4 dosis al parecer cristal.  

imagen-cuerpo

En el asiento del conductor los oficiales ubicaron una bolsa que al interior traía un arma de fuego tipo escuadra, Calibre 9 mm, con un cargador abastecido con ocho cartuchos hábiles y cinco dosis al parecer cristal.

Dentro de la revisión que se les hizo a los dos hombres, les aseguraron cuatro teléfonos celulares y un radio de comunicación portátil.

Ante los hechos los presuntos quedaron a disposición de un Agente del Ministerio Público en turno, donde se resolverá su situación jurídica en las próximas horas.

En cuanto al vehículo en que viajaban las personas, quedó asegurado y la policía lo retiró del lugar en una grúa, para ser llevado al corralón correspondiente.