El presidente de Rusia consideró que el intento de EU de «civilizar» Afganistán provocó tragedias y pérdidas. 

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, dijo que la presencia de Estados Unidos en Afganistán no sirvió de nada, después de 20 años.

El mandatario sostuvo que durante ese tiempo las fuerzas armadas norteamericanas intentaron «civilizar» a su población, introducir sus normas y estándares de vida, incluida la organización política de la sociedad.

El resultado, afirmó, fueron tragedias y pérdidas para los estadounidenses que lo intentaron y más para el pueblo afgano. Por lo que el resultado es cero o negativo.

Además, Putin señaló que es imposible imponer un sistema desde afuera y subrayó que para que la imposición de un sistema o nueva forma  de vida sea efectiva se deben respetar las tradiciones; basarse en la historia, cultura y filosofía de vida de esas personas.

Rusia intervino como mediador en Afganistán y ha dialogado con las facciones enfrentadas, incluido el Talibán. A pesar de que considera que es una organización terrorista. En 1989 concluyó la guerra de Moscú con el pueblo afgano al retirarse las fuerzas soviéticas.