A semanas de haber concretado el despido de casi 100 empleados de San Pedro, entre ellos sindicalizados y de confianza, Miguel Treviño de Hoyos se defendió con el hecho de que se les acabó su contrato.

El alcalde habría omitido este tema, como muchos otros que le resultan álgidos ante la comunidad en general, pero ayer dialogó con los medios sobre el tema, y aseguró que estaban en su derecho de prescindir de estos ahora ex empleados.

Treviño reveló que es común que en cada cambio de administración se den este tipo de despidos, pero que ahora se causó mucho más polémica por estar él en reelección, pero al final del día los contratos tienen fechas de caducidad.

«Los despidos que se han hecho en el municipio, todos, se han hecho respetando los derechos de los trabajadores», expresó.

Le envían exhorto

El legislador del PRI, Héctor García, envió un exhorto dirigido al municipio sampetrino para que se revise la situación de los 100 sindicalizados despedidos.

Por ello Treviño de Hoyos aseguró que no hace falta algún exhorto por parte de los legisladores en el tema de los trabajadores despedidos, aparentemente, de manera injustificada.

Además de ello dijo que: «Los procesos se han realizado respetando los derechos de cada trabajador».

«Probablemente algunos legisladores no estaban enterados, pero todos los derechos de los trabajadores se han respetado en todo momento, entonces, no hace falta ningún exhorto», reiteró el edil.

Esta semana el legislador tricolor local Héctor García, dijo que las administraciones deben ser conscientes y responsables socialmente sobre las consecuencias de quitar el empleo a las personas en medio de la crisis que se vive actualmente.