Las nuevas investigaciones sobre los 43 normalistas de Ayotzinapa demuestran que durante el sexenio pasado se manipularon pruebas.

Esta mañana la Fiscalía General de la República (FGR) llevó a cabo una diligencia en la llamada Barranca de la Carnicería.

Esta zona es donde se encontraron los restos de los normalistas Jhosivani Guerrero de la Cruz y Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre. Los restos fueron identificados por la Universidad de Innsbruck.

En el lugar asistió el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas; el titular de la Fiscalía Especial en Investigación y Litigación del Caso Ayotzinapa de la FGR, Omar Gómez Trejo; y personal de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB) de la Secretaría de Gobernación (Segob).

En la Barranca de la Carnicería se llevaron a cabo las diligencias en más de 8 mil metros con peritos, antropólogos e ingenieros.

De acuerdo con las investigaciones se determinó que los criminales que secuestraron a los normalistas tiraron costales con sus restos en su trayecto hacía el basurero de Cocula.

Sucesos que acontecieron entre la noche del 26 y la mañana del 27 de septiembre del 2014 en Iguala, Guerrero.

Irregularidades en las investigaciones en torno a los normalistas

Nuevos hallazgos en caso Ayotzinapa demuestran que peritos manipularon pruebas

Gómez Trejo indicó que más de 20 testigos están colaborando con la FGR en las nuevas diligencias que se han llevado en torno al caso.

En el caso de los restos del normalista, Jhosinvani Guerrero de la Cruz, el fiscal señaló las inconsistencias que se llevaron a cabo.

Pues en un primer momento a la familia del normalista se le iban a entregar en la morgue de Iguala los restos de otro de los desaparecidos, Julio César Mondragón Fontes.

Así como cuando supuestamente se halló un resto de Guerrero de la Cruz, pero que de acuerdo con la prueba que se le realizó, no arroja identificación directa.

“La famosa bolsa de restos que se localizó en el río San Juan sólo les voy a dar un dato de lo que me refiero cuando digo que actuaron de manera ilícita: no hubo personal presente por parte del equipo argentino cuando supuestamente se sacó ese costal”, señaló Gómez Trejo.

Asimismo, indicó que durante el actual proceso para esclarecer la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa se encontraron diversas irregularidades.

Por lo que, indicó que denunciaran a los peritos y ministerios públicos que manipularon la evidencia.

«Próximamente estaremos judicializando actores que manipularon evidencia, ese es el objetivo por el cual vamos a judicializar».