Tomás Zerón, extitular de la AIC, desestimó el trabajo de la GIEI en el caso Ayotzinapa y buscó ampararse para evitar su detención, mas un juez le negó el amparo.

A unos días de cumplirse 7 años de los trágicos sucesos de Iguala, Guerrero, donde desaparecieron 43 estudiantes de la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”. Un juez federal negó otorgarle un amparo al extitular de la Agencia de Investigación Criminal (AIC), Tomás Zerón de Lucio.

Al exfuncionario durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se le señala por su presunta responsabilidad en delitos de tortura, desaparición forzada y contra la administración de la justicia.

Por lo que, Zerón de Lucio tramitó un amparo para evadir la justicia y señaló como infundada la imputación en su contra.

Además, trató de desvirtuar el trabajo el papel del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Zerón trató de desvirtuar el trabajo del GIEI

Sin embargo, el Juez Octavo de Distrito en materia de Amparo y Juicios Federales, José Fernando García Quiroz, negó el amparo al exfuncionario.

De acuerdo con el juzgador el GIEI fue creado por Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para brindar asistencia internacional.

Por lo que, el papel del secretario ejecutivo del GIEI, Omar García Trejo, y actual titular de la Unidad de Investigación y Litigación del caso Ayotzinapa, son dos cuestiones distintas.

En el primer caso, García Trejo, tenía la función de servir como enlace para facilitar las labores de los expertos que debían de realizar las tareas de investigación.

Mientras que en la actualidad su labor está relacionada con la tarea de investigación relacionadas con la desaparición de los 43 normalistas.

Además, Zerón de Lucio precisó que su presencia durante la localización de una bolsa de plástico con restos óseos en el Río San Joaquín, está apegado a la ley.

Sin embargo, las investigaciones actuales indican que esta diligencia fue ilegal y existen inconsistencias.

Actualmente se señala que el extitular de la AIC se encuentra en Israel; mientras que la Interpol mantiene una ficha roja en su contra por diversas acusaciones.