El presidente López Obrador criticó la reunión de Claudio X. González y Gustavo de Hoyos con los líderes del PRI, PAN y PRD. La consideró como «promiscuidad política».

El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó como “promiscuidad política” la reunión de Claudio X. González y Gustavo de Hoyos, representantes de Sí por México, con los líderes de los partidos políticos Acción Nacional (PAN), Marko Cortés; Revolucionario Institucional (PRI), Alejandro Moreno, y de la Revolución Democrática (PRD), Jesús Zambrano.

En conferencia de prensa, el primer mandatario destacó que vio una foto en la que aparece el empresario y el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana [Coparmex] con los líderes de los partidos del bloque conservador. 

“Una vergüenza imagínense, lo que pensaría el general [Lázaro] Cárdenas, Adolfo López Mateos; incluso Gómez Morín. ¿Qué es esto?”, expresó. Además, subrayó que durante muchos años los empresarios y los partidos sostuvieron que estaban enfrentados; sin embargo, aseguró que son lo mismo y defienden los mismos intereses.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo especificó que no es una campaña en su contra, pero “la vida pública es pública” y nadie es intocable. López Obrador añadió que la desinformación y estrategias contra su iniciativa de reforma eléctrica pueden seguir, pues el pueblo es consciente y no se le puede engañar.