Cuando iba en la preparatoria no veía la hora de salir de su casa e independizarse de su mamá, pues asegura que es una mujer «muy controladora».

La modelo y estudiante de diseño de modas contó a la revista Interview: «Creo que mi madre vio a todos estos otros hijos de personajes famosos y me dijo ‘Mis hijos no van a ser así´. Además, siento que si tus padres pagan por las cosas, entonces les da influencia sobre ti. Mi mamá es tan fanática del control… ella me ha controlado toda mi vida que necesitaba ser completamente independiente de ella tan pronto como me graduara de la prepa».

En una entrevista previa con Vogue, Lourdes Leon había contado que, de hecho, ella se encarga de pagar su colegiatura y se mantiene ahora que vive en el barrio de Bushwick en Brooklyn, Nueva York.

«La gente piensa que soy una niña rica sin talento a la que le han dado todo, pero no lo soy», aseguró a la publicación.

La hija de Madonna contó a la revista Interview que pese a que no le gusta ser controlada por su mamá, admira «lo empoderadora que siempre ha sido para otras mujeres y adelantada a su tiempo».

«No comprendí completamente eso hasta que me di cuenta de la importancia del empoderamiento y lo que significa ser mujer. Ella es probablemente la mujer más trabajadora que he visto en mi vida. No heredé eso, desgraciadamente. Heredé sus problemas de control, ¡pero no su ética de trabajo!», confesó Lourdes Leon.