AMLO pidió a sus opositores que voten en su contra en la revocación de mandato, pero que participen. Además, reiteró que va a dejar la Presidencia si la mayoría elige que se vaya, aunque la consulta no sea vinculante.

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a sus opositores que voten en su contra en la revocación de mandato. Así ejercerán su derecho de manera pacífica.

En conferencia de prensa, el jefe del Ejecutivo aseguró que sí puede hablar de la revocación de mandato, siempre y cuando no pidan que voten por él. En este sentido, destacó que esa no es su intención.

“Yo lo que quiero es que la gente participe, que los ciudadanos tengamos siempre un papel protagónico en la vida pública”, expresó.

Además, afirmó que el sistema democrático es el más eficaz para enfrentar controversias y decidir sobre conflictos. El primer mandatario dijo que si el pueblo no está de acuerdo, puede ejercer el derecho a elegir y remover a la autoridad.

Asimismo, mencionó que es antidemocrático no participar en la revocación y hacer un llamado para que la población no participe. López Obrador recordó que había movimientos radicales que pedían no votar “y le hacían el juego a la derecha”.

AMLO consideró que el bloque conservador no tarda en decir que la consulta “es una farsa” y que costará “mucho dinero”, en lugar de pedir que no voten.

“Son demócratas cuando les conviene, cuando gana un movimiento contrario a su pensamiento conservador no existe la democracia”, manifestó.

Por último, subrayó que es necesario que el 40 por ciento de los electores participe en la revocación para que sea vinculante, es decir que tenga efectos legales; sin embargo, apuntó que si la mayoría vota porque se vaya, lo hará, porque no tiene sentido que sea presidente si no cuenta con el apoyo de la mayoría de la gente.