Según las declaraciones, el hombre mató a sus hijos de 13, 16 y 20 años y ayudó a su esposa a suicidarse porque no podía mantenerlos económicamente

Shankar Hangud, de 55 años recibió una sentencia a tres cadenas perpetuas sin libertad condicional tras confesar que mató a su familia.

Según las declaraciones, el hombre mató a sus hijos de 13, 16 y 20 años y ayudó a su esposa a suicidarse porque no podía mantenerlos económicamente.

El juez de la Corte Superior de Placer, Jeffrey Penney, calificó el hecho como un “crimen horrible”.

Además, determinó que como mató a mas de una persona el acusado no tiene derecho a libertad condicional.

Según KTVU el hombre confesó haber matado a su familia durante varios días, en dos condados del norte de California, en octubre de 2019.

Hangud lo arrestaron cuando conducía con el cuerpo de su hijo en su automóvil.

Tras su detención confesó otros cuatro asesinatos.

Los cuerpos del resto de las víctimas fueron encontrados en el departamento donde vivían ubicado en en Roseville, al noreste de Sacramento.

De acuerdo con su declaración, el hombre argumentó que estaba desesperado porque perdió su trabajo y tenía que lidiar con un matrimonio que se estaba desmoronando.

En septiembre pasado se declaró culpable de tres cargos por asesinato en primer grado y un cargo de ayudar deliberadamente a su esposa a morir por suicidio.