El Municipio de Monterrey, a través de la Comisión de Salud Pública, inició la primera de tres mesas de diálogo para analizar las políticas públicas sobre prevención y tratamiento de las adicciones.

A dicha reunión asistieron el Presidente Municipal, Luis Donaldo Colosio Riojas. También, su esposa y presidenta del DIF, Marilú García de Colosio. La coordinadora de dicha Comisión del Cabildo, Karla Torres Martínez, y representantes de las direcciones de Deportes, Educación, Participación Ciudadana. Además de los Institutos de Juventud y de las Mujeres Regias.

Cabe mencionar que, esta misma semana se realizarán las otras dos mesas de trabajo con integrantes de la sociedad civil y con médicos y especialistas en el tema.

Para el munícipe, aunque las políticas para el manejo de adicciones las lleva el Estado, el Gobierno de la ciudad también puede intervenir de forma primigenia para canalizar a los enfermos a las instancias correspondientes.

«La prevención siempre va a ser la política pública más efectiva y menos costosa».

«La atención que se les debe de prestar a los centros de tratamiento y rehabilitación es enorme porque es parte de una reinvención de la cultura, no solamente jurídica, tenemos que mejorar el argumento jurídico, pero también el paradigma social en torno a este tema que es, primero que nada, de salud y atención pública urgente», reconoció.