Durante la cuarta subasta de aeronaves que realizo el Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado (INDEP), se obtuvieron 663.9 millones de pesos.

A través de un comunicado la institución señaló que se subastaron tres aeronaves.

Los aviones partieron de la Base Aérea Militar número 19, en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de la Ciudad de México.

Desde la torre de control el director del INDEP, Ernesto Prieto Ortega, destacó que los recursos que se obtendrían de la subasta serán “en beneficio de México”.

El funcionario señaló que dichos recursos pueden canalizarse a la atención de la pandemia de la Covid-19.

“Estas aeronaves para el gobierno de México representan un gasto oneroso en su mantenimiento y es un insulto para la sociedad mexicana cuando gran parte de ella se encuentra en pobreza y pobreza extrema”, señaló.

Además, indicó que el mantenimiento de las aeronaves produce gastos que se pueden canalizar a otros rubros.

Por lo que, Prieto Ortega expresó que el instituto que encabeza está cumpliendo su función para lo que fue creado.

Una de las aeronaves fue utilizada por presidencia

Al retorno de las aeronaves se procedió la subasta, donde se obtuvieron un total de 663 millones 933 mil 652.50 pesos.

Se trata de un avión Boeing Company modelo 737-322, año de fabricación 1989, con capacidad de 7 tripulantes y 70 pasajeros; el cual se vendió en 34 millones 305 mil 310 pesos.

El INDEP precisó que esta aeronave fue utilizada por la presidencia de la República.

Asimismo, se vendió una aeronave marca Beechcraft, modelo B300 King Air 350i, año de fabricación 2014, por 69 millones 418 mil 342.50 pesos.

Finalmente, el avión marca Gulfstream modelo G550, año de fabricación 2015 fue vendido por 560 millones 210 mil pesos.