Los hoteleros de Nuevo León esperan una audiencia con el gobernador Samuel García Sepúlveda. Esto, para solicitar que el impuesto por hospedaje se integre al 100 por ciento al Fideicomiso de Turismo. 

Desde tempranas horas, integrantes del gremio arribaron a Palacio de Gobierno en busca del mandatario estatal, pues desde el pasado 3 de diciembre hicieron la petición y aún no tienen respuesta. 

La Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León pide que los recursos recaudados por este gravamen no se vayan a otros conceptos.

«Nosotros gestionamos esta cita desde hace dos semanas casi, y pues ya estamos a 14 y todavía no nos reciben. Por eso miembros del Consejo venimos aquí a presentarnos para ir viendo cómo iba la cita», indicó Alejandro Garza, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles de Nuevo León.

Sin embargo, García Sepúlveda no se encontraba en el lugar.

Ante su ausencia, Víctor Cabrera, director de Gobierno, les prometió que serían recibidos, pero sin establecer una fecha.

«Lo importante es señalar que la carta ésta la trajimos desde el 3 de diciembre porque era de urgente».

«Parece ser que en el proyecto del Presupuesto venía un ingreso de casi 100 millones de pesos y una asignación al fideicomiso de 40 millones de pesos, sí así se aprobó y sí así queda no nos va alcanzar para pagar los compromisos que ya hay de eventos de este año que entra», explicó el ex gobernador Benjamín Clariond, uno de los acompañantes.