Luego del fallo técnico en las obras de drenaje pluvial de la calle Terán cruz con Benítez y Mina en la Colonia Topo Chico, el Municipio de Monterrey, a través de la  Secretaría de Obras Públicas se declararon listos para iniciar los trabajos en enero del 2022.

Dicha obra solicitada por vecinos les dará mayor seguridad y calidad de vida, ya que por años vieron dañados en su patrimonio por las constantes inundaciones del sector.

Asimismo, la obra contará con una inversión de 25 millones de pesos se construirán 580 metros lineales por la calle Terán entre Benítez y Salinas, con una tubería de 1.52 de diámetro, y cinco rejillas captadoras transversales, además de zonas de almacenamiento de agua en la parte baja e incluye la rehabilitación de pavimento en las calles Almazán y Terán.

Cabe recordar que, el alcalde de Monterrey, Luis Donaldo Colosio Riojas, destacó la importancia de la obra.

«Aquí vinimos a anunciar y trazar la ruta para un nuevo drenaje pluvial, porque esta es una zona, por la cercanía con el cerro, que cada vez que viene una fuerte precipitación, las calles se llenan de agua, se inundan, las casas también, daña mucho el pavimento y necesitamos un mayor desfogue para toda esa descarga pluvial, pero a la par de ello, aprovechamos para hacer este recorrido y nos dimos cuenta de que además del pluvial, hay muchas otras necesidades que van más allá de la infraestructura, que también tienen que ver con el tema de concertación social» explicó.

«Esta zona es muy propensa a inundaciones y afectaciones severas por la lluvia, porque tenemos aquí, no solamente la zona de captación pluvial más importante de todo el sector, y producto de la depredación de las áreas de absorción naturales, ya tenemos muy poca absorción y reditúa en inundaciones en la calle, es algo que se tiene que atender y así tenemos muchas partes de la ciudad» especificó el Edil.