Cientos de neoloneses abarrotaron las terminales del Aeropuerto Internacional de Monterrey, durante el 31 de diciembre, para salir o como parte de su regreso a la zona metropolitana.

Lo anterior, a pesar del incremento de casos por la variante Ómicron en la entidad, como parte de la cuarta ola de contagios.

Los usuarios hacen largas filas en los pasillos de abordaje de las aerolíneas, a la espera de poder documentar equipaje y posteriormente abordar sus vuelos.

Las autoridades aeroportuarias aseguraron estar listas para atender a los usuarios diarios previstos y estiman que durante estos días habrá mas de despegues y aterrizajes por día.

Por ello, reforzarán las medidas de sana distancia entre personas, la toma de temperatura, el uso de cubre bocas y la desinfección de todas las áreas para evitar contagios de coronavirus.