Tigres y Rayados podrían albergar para el mes de febrero sus juegos como locales y tal vez lo tendrán que hacer sin el público en las gradas de sus estadios.

Luego de que ya haya iniciado la cuarta ola de Covid-19 en el Estado de Nuevo León y ante la alza de contagios en la Sultana del Norte y hasta en los equipos locales, los recintos deportivos de Tigres y Rayados, el Universitario y el Gigante de Acero, podrían dejar de tener público en las gradas para el próximo mes de este 2022.

Incluso se dice que Samuel García, gobernador de Nuevo León, ya habría hablado con Rayados y Tigres y les habría comentado que tal vez sus partidos de locales en el mes de febrero empiecen a ser sin público en los mencionados recintos, en el Estadio Universitario y el Gigante de Acero.

Hacen recomendaciones ante cuarta ola de Covid

También un tema a tomar en cuenta es que la Secretaria de Salud de Nuevo León recomendó que las puertas de los entrenamientos se cierren para los reporteros y que no hayan más conferencias de prensa presenciales, incluso ambas situaciones ya se dejarán de hacer en el Club Tigres y las ruedas de prensa serán vía Zoom.

En este mes de enero hay hasta un 70 por ciento de aforo permitido en los recintos deportivos de la Sultana del Norte, tanto para el Estadio Universitario de Tigres y el Gigante de Acero de Rayados, aunque tal vez este porcentaje pueda bajar en los próximos días si así lo deciden las autoridades de salud en Nuevo León.

Los Rayados serán el primer equipo de los dos regios en la Liga MX Varonil que tendrán público en las gradas del Gigante de Acero, todo esto cuando reciban el próximo sábado al cuadro de Querétaro.

Tigres, por su parte, tendrá afición y público en las gradas en el Universitario hasta una jornada dos del Clausura 2022 que será el 15 de enero en contra del Puebla.