Por Obed Campos

En pocos días, de este año que comienza, en la primavera concretamente, cumplo 37 años dedicado al mejor oficio del mundo, como le llaman algunos al periodismo y, de siempre me he planteado que en el momento en que pierda yo la capacidad de asombro, me retiraré de la chamba, para dedicarme a cualquier otra cosa que me dé de comer.

Por fortuna (infortunio) el solo hecho de vivir en México no nos permite, a periodistas y ciudadanos normales, no asombrarnos a diario de los hechos, que, la verdad dan miedo, mucho miedo.

Le platico dos hechos, de los que usted ya debe de saber. En el primero, una mujer policía del municipio de Perote, Veracruz, le aplica dos tablazos en los glúteos a un hombre con los pantalones a la rodilla.

Los hechos ocurrieron con el detenido en el interior de la comandancia de policía de esa municipalidad, y aunque la agresión fue grabada en video y ampliamente difundida en la red, con la cara de la agresora a todo lo que da la policía Rosa María Santos, no fue dada de baja fulminantemente, como pasaría en cualquier sociedad más o menos civilizada.

No, Delfino Ortega Martínez, alcalde que acaba de llegar al cargo el 31 de diciembre de 2021, aunque confirmó que los hechos sucedieron en la comandancia municipal, prometió indagar el caso, antes de tomar una decisión, que, como digo en cualquier otra parte del mundo acabaría con la despedida de la policía y su consignación ante una autoridad, al menos “por los delitos que le resulten”.

En el segundo hecho, el futbolista ahora gobernador de Morelos, Cuauhtémoc Blanco Bravo, fue exhibido posando en su mansión de Tabachines, en el municipio de Cuernavaca, en una foto junto a tres líderes criminales que operan u operaron en la entidad que él gobierna.

De izquierda a derecha posaron Irving Eduardo Solano Vera alias “El Profe” y/o “El Gato”, líder del cártel Guerreros Unidos y luego jefe de plaza en Morelos del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), detenido por elementos del Ejército el 17 de febrero de 2021 en Cuautla; Homero Figueroa Meza, alias “La Tripa”, líder del grupo criminal conocido como Comando Tlahuica o Los Tlahuicas; y justo a la derecha, al fallecido en un motín del penal de Atlacholoaya, Raymundo Isidro Castro Santiago, “El Ray”, líder regional del CJNG en el estado de Morelos.

Trascendió que esta foto es una de muchas en las que aparecen el gobernador Blanco y líderes criminales que se encontraron en un teléfono celular supuestamente propiedad de Esther Yadira Huitrón Vázquez o Rosario Herrera, alias “La Jefa”, quien encabeza el grupo criminal Guerreros Unidos, organización criminal que controla la zona sur del estado de Morelos.

El celular le fue confiscado el pasado 6 de noviembre de 2021 cuando fue detenida por elementos de la Secretaría de Marina en Oaxtepec, municipio de Yautepec.

Y es por esas imágenes que da miedo vivir en México…

@obedc
obedcampos@gmail.com