El Museo de Arte Contemporáneo de Monterrey, inicia el año con exposiciones que destacan a las mujeres en el arte, que buscan erradicar con su discurso las diferencias sociales y detonar la reflexión sobre el ser humano y su relación con el tiempo.

Propuestas del videoartista neoyorkino Bill Viola (Nueva York, 1951), pionero y revolucionario del uso de la videoinstalación, así como de los artistas mexicanos Helen Escobedo (Ciudad de México, 1934- 2010) y Pedro Reyes (Ciudad de México, 1972) llenarán las salas del recinto museístico regio con video y escultura para convocar a quienes lo visitan a reflexionar sobre política, urbanidad, igualdad y espiritualidad.

También, bajo la tutela de su directora, Taiyana Pimentel, MARCO busca crear vínculos y destacar la producción artística del norte del País, particularmente Monterrey, con propuestas como las del colectivo regio MarcelayGina (Monterrey, 1997-2010), conformado por Marcela Quiroga y Gina Arizpe, quienes durante más de una década convirtieron a la Ciudad en el epicentro de la colaboración artística y el performance, cuestionando aspectos de su sociedad como la femineidad y la otredad.

En la misma línea discursiva, el museo exhibirá en su Patio de las Esculturas «Vestigios de un Pasado Posible», una exposición colectiva que congrega la obra de Tomás Díaz Cerdeño, colectivo Tezontle, Ana Mazzei, Gordon Hall, Franz Erhard Walther, entre otros, a cargo de la galería sampetrina PEANA, que busca hacer eco entre lo local e internacional, y ha destacado por sus intercambios y residencias artísticas en Nueva York.