Durante una mesa de especialistas, se informó que la firma «Juego de Pelota», de César Esparza, ha sido acusada de no terminar obras

Luego del anuncio de la construcción del nuevo estadio de los Tigres de la UANL, periodistas y activistas destacaron a la empresa detrás del proyecto en cuestión, asegurando que tiene un mal perfil con construcciones similares a nivel nacional e internacional; informó MILENIO.

En la mesa Nuevos Cambios, dirigida por Víctor Martínez, Gilberto Marcos, miembro de la asociación civil Vertebra, hablaron en contra de César Esparza, director Juego de Pelota, empresa que está a cargo del proyecto del estadio, pues tiene antecedentes de fraude.

Debido a esto, se advirtió que todas las partes involucradas en la construcción, incluido Samuel García Sepúlveda, debían tener puesta la lupa para que el proyecto o se convierta en una «bomba de tiempo» tal cual ha pasado con los estadios que se construyen en Yucatán, y el de Verona, en Italia; ambos, a cargo de la firma de Esparza.

«Iba yo a comentar sobre el nuevo estadio, y sobre el empresario César Esparza, que tiene esos malos antecedentes del estadio sustentable de Yucatán y que ha sido un fraude, y el de Verona por parte de la misma empresa. Es además una empresa que no tiene experiencia en construcción de estadios, yo creo que aquí hay que rascarle porque hay algo muy raro»; publicó MILENIO.

«Y sí, la medalla se la cuelga Samuel García porque siempre ha presumido de que es Tigre, los junta y empiezan a promocionar el tema del estadio. Pero te digo, con un punto ahí tan negativo que puede provocar un tremendo dolor de cabeza en el futuro», sostuvo.

Además, el director de Código Magenta, Ramón Alberto Garza, cuestionó los beneficios y la utilidad que quedarán para la Universidad Autónoma de Nuevo León con la construcción del estadio, que se edificará en terrenos de su propiedad, pero bajo inversión privada.

«¿Dónde está el papel del estado en la creación del estadio Universitario? Repito, una empresa privada, ya se trató de hacer en el pasado, que hay que evaluar quién lo va a hacer porque el personaje que lo quiere hacer es un personaje bastante cuestionado, que ya habrá historia que sacar de ese personaje», agregó.

«Y básicamente en este estadio, ¿Qué aporta?, ¿y a cambio de qué? Porque repito, esto va a ser de uso privado, y como dijo Gilberto, estamos ante un personaje que está metido en medio, que viene desde épocas de nuestro amigo Jorge Chapa, que de muy buena voluntad estaba buscando hacer ese estadio en medio del río Santa Catarina y básicamente fue bloqueado por Conagua», finalizó.

Samuel García anunció la construcción del nuevo estadio de los Tigres

La capacidad del recinto será de 65 mil aficionados y estará localizado a un costado del actual estadio de Tigres. El proyecto terminará para 2025 y tendrá una inversión de 320 millones de dólares.

Durante el anuncio, acompañaron al gobernador el rector de la UANL, Santos Guzmán; Mauricio Doehner, enlace de Cemex con Sinergia Deportiva; Mauricio Culebro, presidente de Tigres, y el propio César Esparza, de Juego de Pelota; de acuerdo con lo publicado en MILENIO.

Con información de Milenio.