La compañía que dirige Mark Zuckerberg, además del metaverso, también tiene otros frentes abiertos. Es el caso del ojo mecánico que acaba de patentar y que, de una manera u otra, acabará ayudando a mejorar su ambicioso metaverso

Insider destaca que este globo ocular mecánico, que fue registrado en diciembre, está diseñado para parecerse a un ojo humano: en este artefacto se imitan la la esclerótica, la retina y la córnea de un ojo humano, así como la pupila y el iris.

En Meta quieren incorporar este ojo, que tiene dos ejes de rotación que se cruzan en un punto centro, a la cabeza de un robot animatrónico, que lo utilizaría para poder ver gracias a sus sensores. Esta visión, que en ningún caso sería como la de las personas, se podría ir entrenando para mejorarla a través del aprendizaje automático utilizando los datos recopilados de ojos humanos reales. 

Con la mirada puesta en el metaverso

La compañía podría utilizar este ojo para acelerar el desarrollo de sus aplicaciones de realidad aumentada y realidad virtual. En este sentido, podría llegar a ser una herramienta fundamental para su metaverso, que no acaba de arrancar. 

Durante el pasado mes de noviembre se anunció que Meta se había asociado con la Universidad Carnegie Mellon para desarrollar una especie de piel para robots que les otorgaría sentido del tacto. Para Zuckerberg, esta piel, igual que el ojo, tendría un gran impacto para «crear «objetos virtuales realistas e interacciones físicas en el metaverso«.