La Secretaría de Salud en Nuevo León prevé que la cuarta ola de contagios dure de 45 a 60 días, así lo dio a conocer la titular, Alma Rosa Marroquín Escamilla.

Lo anterior, lo manifestó la funcionaria estatal, en razón a la situación que han pasado otras ciudades o países en el mundo.

«Si seguimos el comportamiento de esta variante en otros países,  o en otras ciudades donde ya están bajando, esperamos que, nos dure entre 45 días y 60 días, puntualizó.

«Entonces, ya vamos a ver en que punto es el de hospitalización y posterior descenso, en cuanto a las hospitalizaciones, vamos a estar compartiendo, de forma constante», añadió.

En este sentido, señaló que las defunciones también  se asemejan mucho a las de la tercera ola, ya que al ver la primera y segunda pudieron observar que fue una gran cantidad de pacientes que morían.

Lo anterior, señaló la funcionaria estatal debido a múltiples factores, donde destaca que no se contaba con la vacuna.