Recientemente, una vez más, se alertó sobre la dirección del cohete Falcon 9 de SpaceX, lanzado en 2015 con la misión Dscovr, pues está fuera de control y podría impactarse con la Luna en marzo, así lo dio a conocer Project Pluto Bill Gray, creador del software de astrometría Guide. Informó MILENIO.

¿Es verdad?

De acuerdo con Project Pluto Bill Gray, creador del software de astrometría Guide, el cohete Falcon 9 de SpaceX que está fuera de control podría estrellarse con la Luna el próximo del 4 de marzo.

«A diferencia de la Tierra, la Luna no tiene atmósfera, por lo que el cohete se quemará antes del impacto», se informó.

Según los datos de Gray el impacto se llevará a cabo “seguro a las 12:25:39 TU del 4 de marzo de 2022, latitud +4,93, longitud este 233,20, en el lado del Mare Orientale». Éste no podrá verse desde la Tierra, aunque podrá avistarse antes de que se estrelle (entre 5 y el 7 de febrero).

«Tengo una idea aproximada de la cantidad de luz solar que lo empuja hacia fuera, alejándolo suavemente del sol. Esto suele permitirme hacer predicciones con bastante seguridad. Sin embargo, los efectos reales de esa luz solar son difíciles de predecir perfectamente. No sólo empuja hacia fuera, sino que parte de ella rebota ‘hacia los lados'», añadió Bill Gray.

Ante la alerta de que esto suceda, es importante recordar que el propulsor vacío del Falcon 9 está viajando desde el 2015. El objetivo de éste fue monitorear «el viento solar, tener precisión y antelación en las alertas y previsiones de la administración de océanos y atmósferas de Estados Unidos», señala ‘La Vanguardia‘.

En ese momento, se esperaba que el casquete del cohete se quedara en una zona de equilibrio gravitatorio, pero no se colocó y quedó abandonado.

«Lo que queda del Falcon 9 es una carcasa cilíndrica de 3,66 metros de diámetro, 16 metros de largo y unas 4,5 toneladas métricas. Un trozo de basura espacial similar a la carga de un camión cisterna, que se prevé que colisione a 2,58 kilómetros por segundo (unos 9.288 kilómetros por hora)».