El obispo Onésimo Cepeda estaba hospitalizado a causa del COVID-19 que contrajo en 2022.

Tras varias semanas de estar hospitalizado, el obispo emérito Onésimo Cepeda falleció esta noche tras padecer COVID-19.

“Nos unimos en la cercanía de la fe y la oración por su eterno descanso, manifestamos nuestras condolencias a sus familiares, amigos y fieles que sirvió en vida como su pastor”, señaló la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Onésimo Cepeda había estado internado e intubado a causa de la COVID-19, así lo informó en su momento el padre Óscar Roberto Domínguez.

También, el obispo de Ecatepec, Roberto Domínguez pidió a la comunidad orar por la pronta recuperación del obispo emérito, así como de toda la comunidad que está o tiene algún familiar enfermo de la COVID-19.

ONÉSIMO CEPEDA, EL CURA QUE SE ALEJÓ DEL CREDO

Uno de los tantos momentos que dejó este obispo emérito fue sin duda el que surgiera con la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa, ahí, Onésimo Cepeda dijo que “si ya desaparecieron, ya desaparecieron”.

“Es muy penoso, nunca debió ocurrir, pero si los quieren vivos, no creo que estén vivos. Entonces es mejor pedir por ellos y no armar luchas violentas.” Quizá es más sencillo para él que no está envuelto en un caso similar o también pareciese que está dando propaganda al gobierno.

Su último momento cumbre fue cuando anunció que iría por una diputación local en el Estado de México y que sólo duró un día ya que al final decidió no contender.