El mandatario aseguró que ya “no se va a permitir extracción” en la zona, por lo que esperan que se llegue a una acuerdo con los empresarios.

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su gobierno propuso a la minera estadunidense Legacy Vulcan un acuerdo y facilidades para usar los terrenos que ocupa en Playa del Carmen, en Quintana Roo, para el desarrollo de un proyecto turístico, en vez de la explotación minera que llevan a cabo en el lugar; informó MILENIO.

En su conferencia mañanera, el mandatario explicó que se espera llegar a un acuerdo antes de marzo para que la empresa retire las demandas millonarias interpuestas recientemente, pues de lo contrario recurrirán a tribunales internacionales para resolver el caso.

“Ya no se va a permitir nada de extracción, nada y que ofrecemos darles facilidades para que utilicen los terrenos en un proyecto turístico, respetando las normas de uso de suelo, es decir, no se trata de construir 20 mil cuartos de hotel, sino los que de conformidad con la norma puedan realizarse, esa es la propuesta y desde luego que quiten las demandas”, dijo.

López Obrador insistió en que las concesiones de la minera están vencidas y sus actividades perjudican al medioambiente, además de que no tienen permisos para importar los minerales, por lo que su administración no temerá en acudir ante la Organización de las Naciones Unidas para evitar que continúe la extracción; señaló MILENIO.

Indicó que ayer tuvo una reunión con la secretaria de Medio Ambiente, Luisa María Albores y con el embajador de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma, quien es el encargado de llevar la comunicación con los dueños de la empresa; y «ya se hizo un planteamiento para llegar a un arreglo y ellos van a tener un consejo, la empresa, entiendo que el gerente le va a dar a conocer a los accionistas cuál es nuestra propuesta”

El jefe del Ejecutivo federal espera que para marzo se determine si la minera aceptará el acuerdo o continuarán la disputa por la vía legal sobre las actividades en ellas 4 mil 200 hectáreas.

“Es buen acuerdo, que utilicen su terreno, nada más que para propósitos turísticos, se les va ayudar para que el muelle pueda convertirse en uno de cruceros, que es algo extraordinario porque se trata de un puerto que tiene 14 metros. Tenemos deseos de un arreglo, y yo creo que van a actuar bien los accionistas”, apuntó.