Tras la aprobación de la Ley Electoral, la bancada de Morena del Congreso Local dijo que aún se pueden realizar cambios a la reforma.

Jessica Martínez Martínez, coordinadora del grupo legislativo señaló que aun cuentan con tiempo para realizarle modificaciones.

El pasado miércoles, por mayoría, el pleno del Congreso Local aprobó en segunda vuelta la Ley Electoral sin contemplar la paridad en la postulación a las Alcaldías, ni en las reglas de participación política de jóvenes y personas de la diversidad sexual.

Esta situación provocó el enojo de las bancadas minoritarias como Movimiento Ciudadano, Morena, Partido del Trabajo y Partido Verde Ecologista de México.

Ante eso, la legisladora aseveró que ya estudian algunas estrategias para revirar la acción avalada por las bancadas del PAN, PRI y PANAL.

«Ya se contemplan varias vías para combatir la reforma aprobada en dicha materia mediante los partidos, ya que se tienen pláticas con la dirigencia Nacional y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos».

«Ya se ha establecido comunicación y se espera avanzar en todos los frentes posibles, además de que hay por lo menos tres agrupaciones políticas que están en contra de esa reforma«.

«No sé si vamos juntos o quizá lo podamos intentar por separado, lo que sí es que tenemos que inconformarnos con el resultado de ésta Reforma Electoral» enfatizó la legisladora.

Martínez Martínez aseguró que sí se puede revertir esta modificación, toda vez que no se hicieron consultas a las personas indígenas, lo cual está normado por ser algo que les atañe, faltaron mesas de trabajo.

Además, indicó que la paridad no estaba completa porque faltaban lineamientos para que esto se diera.

En relación al tema de las acciones afirmativas no va en fórmula, por lo que mencionó que se pueden checar los acuerdos del INE, la Legislación de Oaxaca.

Lo anterior para que la representación del grupo vulnerable se conserve aun cuando el propietario, por algún motivo, pida licencia.

Dijo que se esperará a la publicación y luego esperar a que no haya cambios de último momento, ya que muchas veces aprueban una cosa y luego se publica otra, por lo que necesitan asegurarse y de ahí tendrán 30 días para poder establecer una acción de inconstitucionalidad.