Con el fenómeno de «La Niña» se tienen menos precipitaciones y temperaturas más altas, nación en la entidad.

Selene Martínez Guajardo, directora del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire señaló que es algo que se relaciona también con el periodo de incendios forestales, ante la sequía que se presenta.

Lo anterior, debido a que después de las heladas, la vegetación estuvo más seca por la falta de lluvias, lo cual con las altas temperaturas, genera que se presente un mayor número de incidentes.

«Nos llegó un fenómeno climático que es mundial que se llama La Niña, este fenómeno pasa cada ciertos años, entonces es normal que suceda, pero el tema es que está sucediendo cada vez más rápido».

«Este fenómeno de la niña, tiene consecuencias en nuestra área geográfica, donde estamos, por ejemplo tenemos menos precipitaciones, tenemos temperaturas más calientes, entonces esto a su vez también va a influir en la calidad de nuestro aire»

«Justamente, es algo que se relaciona mucho también con el periodo de incendios forestales de este año, como sabemos después de las heladas que se dan en el invierno, que es diciembre, enero y febrero».

«La vegetación de toda el área metropolitana y de las montañas está más seca por la falta de lluvias y por las heladas, que de alguna manera secan la vegetación y con las hojas secas es más propenso a darse los incendios forestales».

Señaló que en este sentido, todo está conectado y el periodo invernal es el más fuerte en tema de calidad del aire y en incendios forestales, que de hecho termina en mayo aproximadamente.

Por ello, manifestó que el estado lanzó un periodo de veda en áreas forestales, lo cual es parte del avance, en la toma de decisiones, ya que un vidrio o una quema que se sale de control genera incendios.