Por José Jaime Ruiz

@ruizjosejaime

El martes 22 de febrero se reunieron en el restaurante La Catarina de la avenida Morones Prieto las fuerzas vivas de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Compartiendo el pan y la sal, y quién sabe qué más, estuvieron en la mesa el actual rector, Santos Guzmán, y los ex rectores Reyes Tamez, José Antonio González y Jesús Ancer.

El convivio resultó en una amable y amistosa plática de acercamiento para intercambiar puntos de vista sobre el presente y el futuro de la Máxima Casa de Estudios. Reyes, José Antonio y Jesús compartieron la experiencia de su paso por la rectoría con Santos Guzmán.

En la mesa universitaria se habló de unidad, de solidaridad, de cerrar filas en torno a la Uni, independientemente de grupos, y se comprometieron en el “Pacto de La Catarina”, a trabajar en equipo aportando su bagaje, su experiencia, en los nuevos proyectos de la UANL.

El actual rector entregó oídos atentos al diálogo y tomó enfática nota de los tejes y manejes, de las zonas que regularmente no se ven y que los comensales ex rectores conocieron a la perfección.

El actual rector reafirmó su compromiso con la transparencia y el orden administrativo. En la Uni se tomarán medidas drásticas que se darán a conocer más temprano que tarde (aquí el énfasis hay que ponerlo en los problemas mediáticos y políticos que le acarreó a la Uni la llamada Estafa Maestra).

Ante el aumento de temperatura, ante los ánimos caldeados en algunas facultades que tienen elecciones próximas, como la Facultad de Medicina, acordaron cada uno de los liderazgos atemperar esos ánimos, bajarle a esa animosidad, con el compromiso de que habrá piso parejo para todos los aspirantes.

Por cierto, el anterior rector, Rogelio Garza, extendió una disculpa por no asistir al convivio, pero dejó claro su compromiso de acudir a una próxima cita.