La Fiscalía Anticorrupción del Estado en voz de su titular Javier Garza y Garza, anunció que siguen abiertas carpetas de investigación contra ex funcionarios de algunas administraciones públicas locales y estatal, entre lo que se destaca que hay mucho trabajo por hacer.

El jurista habló de manera breve sobre el tema porque son asuntos que están bajo investigación y en proceso, pero señaló que no se le ha dado carpetazo a ningún asunto.

Inclusive indicó que hay asuntos muy importantes que se mantienen en agilidad extrema para resolver con premura la situación en la que se ven involucrados sus actores.    

Por lo que dijo que en el caso del extitular de la Oficina del Alcalde de Monterrey, Genaro García de la Garza, presenta un avance ante la Fiscalía Anticorrupción de Nuevo León, con líneas de investigación que se suman a las presentadas por la actual administración del municipio.

Es así que  Javier Garza y Garza, informó que se cuenta con un progreso del 40 por ciento en la investigación, al revisar entre otros temas las declaraciones patrimoniales desde sus funciones en la extinta Procuraduría Estatal, hasta la pasada gestión del exalcalde Adrián de la Garza.

«Hemos pedido todos los años en los que fue funcionario, los seis que estuvo en el municipio de Monterrey, lo que estuvo en la Procuraduría en aquel entonces; estamos analizando a las empresas que adquirieron donde se refieren algunas cosas, es un buen para investigar.

«Traemos un 40 por ciento de la investigación, el Municipio nos complementó mucha información, pero estamos corroborando por otros lados», declaró en exclusiva Garza y Garza.

Y es que desde el pasado 16 de febrero, el exfuncionario no acudió a su primera comparecencia con la Contraloría Municipal sobre las anomalías detectadas al finalizar la pasada administración, al tener tres expedientes pendientes por contratos millonarios con empresas presuntamente vinculadas a él.

Es así que se indaga por parte de la Fiscalía Anticorrupción que pasó con los contratos con la administración municipal ascienden a los 20 millones de pesos, aunado a que García de la Garza habría adquirido propiedades en el Barrio Antiguo y contratos relacionados a servicios de comunicación.