El vuelo de asistencia humanitaria de la Fuerza Aérea que trajo a México a 81 refugiados del conflicto en Ucrania, rescató a 44 mexicanos y a sus familias, que incluyen a 28 ucranianos, entre parejas e hijos, así como nueve extranjeros, llegó la madrugada de este viernes; publicó MILENIO.

«La Fuerza Aérea Mexicana y la tripulación de vuelo les da la más cordial bienvenida a territorio mexicano, que tengan una excelente noche», dijo por el alto parlante el coronel Héctor Iván Espejel Estrada, antes de que empezarán a sonar las primeras notas del Son de la Negra.

Una de las bebés que viajó en el Boeing 737-800, de nombre María Aurelia y de doble nacionalidad, comenzó a llorar con mucha fuerza cuando el avión carreteaba por las pistas del aeropuerto internacional de la Ciudad de México hasta la Base Aérea Militar Número 19.

Al llegar, la Secretaría de la Defensa Nacional montó un operativo para recibirles en conjunto con la Secretaria de Relaciones Exteriores y el Instituto Nacional de Migración.

Por parte de la cancillería, los esperaban el director general para Europa, Bernardo Aguilar y la directora general de protocolo, Martha Susana Peón Sánchez; informó MILENIO.

También algunos familiares ya los esperaban al pie del avión para llevarlos a casa después de más de 20 horas de trayecto.

«La operación de rescate que instruyó el presidente López Obrador se cumple. Familias que estaban en el riesgo de los bombardeos a Kiev estarán pronto en la CdMx. Gracias Sedena y embajadas de México en Kiev y Bucarest!», escribió el canciller Marcelo Ebrard.

Previo al vuelo, un grupo de alrededor de 40 mexicanos que logró escapar del conflicto en Ucrania tras ingresar vía terrestre a Rumania, con ayuda de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), pasó la noche en un albergue de Bucarest para refugiados.

Daniel Millán, jefe de la oficina del secretario de Relaciones Exteriores, informó que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) autorizó que los familiares de los mexicanos los puedan recoger en la Base Aérea Militar número 19.

Imagen portada: Twitter