En el marco del Día Mundial de la Mujer, diputadas del Congreso Local señalaron que a pesar de que se ha avanzado mucho, aún falta mucho en materia de seguridad para garantizar que la mujer deje de ser víctima de la violencia.

Las leyes en Nuevo León siguen tan retrasadas que ni siquiera han podido cumplir con la paridad de género.

«La violencia de género no se ha reducido en ninguno de los porcentajes y eso por supuesto que nos tienen que preocupar a todos, tenemos que radicarla totalmente, tiene que dejar de ser una parte dentro de la historia de la mujer en Nuevo León y tenemos que ir trabajando juntos con las autoridades para poder erradicarla totalmente, esa es la gran deuda que tenemos con las mujeres«, expuso, Sandra Pámanes Ortiz, legisladora por Movimiento Ciudadano.

«Hemos avanzado en diputaciones locales, pero fue gracias a un ajuste posterior al proceso electoral no de entrada, pero estamos muy atrasados en otras vertientes como las alcaldías, ahora con los nuevos lineamientos que hicieron se va a seguir con esto», señalo Jessica Martínez, diputada de Morena.

«Falta mucha voluntad, eso ha quedado claro desde el 2019 se hizo una reforma a nivel nacional y en Nuevo León lo retrasaron todo lo que han podido, a pesar de que las mujeres han demostrado que tiene muchísima capacidad para ejercer cualquier puesto. Inclusivo por arriba de los hombres».

Las diputadas del Congreso Local no dejaran pasar por alto este ocho de marzo, Día Mundial de las Mujeres pues muchas participaran en la caravana que realizaran los colectivos feministas.

«Compañeras y compañeros siempre apoyaré la lucha a favor de salvaguardar los derechos que privilegien la participación de la mujer en sociedad, mismo que se consagra en el artículo 6 de nuestra Constitución Federal», dijo.