Con el objetivo de reducir la pérdida de agua en planteles escolares, Agua y Drenaje de Monterrey comenzó la instalación de «llaves especiales».

Tras trascender la colocación de reductores de presión; Juan Ignacio Barragán, titular del área, descartó esta posibilidad.

Mediante un vídeo en redes sociales, el funcionario estatal aclaró que no es más que una estrategia para que los directivos puedan abrir o cerrar el suministro y recuperar el agua que se fuga.

«Están circulado versiones en donde se indica que estamos poniendo reductores de presión en las escuelas, esa información no es correcta», expuso.

«Lo que se está colocando en las escuelas son unos sistemas para que los directores de las escuelas con una llave especial puedan abrir en las mañanas el flujo de agua para la escuela y cerrarlo en las noches».

«La finalidad de este dispositivo es reducir las fugas que tenemos en las escuelas del área metropolitana de Monterrey, particularmente en las escuelas públicas, las cuales nos están llevando a un desperdicio de agua de manera innecesaria», puntualizó.

La medida, dijo, se realiza en coordinación con la Secretaría de Educación y pidió comprensión a la comunidad escolar.

«Es una medida que está consensada con la Secretaría de Educación y que es para el beneficio de todos los ciudadanos».

«Les pedimos su comprensión, no se está reduciendo el agua en las escuelas, lo que se está haciendo es poniendo un dispositivo para que se pueda cerrar el agua de una manera fácil en las horas que no tengan uso escolar las instalaciones», agregó.