Por Obed Campos

Hace un año exactamente se dio el incendio en la Sierra Madre Oriental, entre Arteaga, Coahuila y Santiago, Nuevo León, y al publicar sobre el evento dije, de acuerdo a datos de los expertos, que se trataba “del peor desastre que ha sufrido el entorno de los dos estados”.

Por supuesto que el evento no fue un desastre natural, porque “la estupidez y la irresponsabilidad, que causaron este siniestro, no pueden ser catalogadas como “naturales”, no. El incendio fue provocado, por accidente, si usted quiere, pero provocado” y algunos datos sugerían la pérdida de más de 5 mil hectáreas, solamente en la parte de la Sierra por el lado de Santiago.

También, como ahora, miles fueron desalojados con cientos de viviendas reducidas a cenizas y perdiéndolo todo.

“La condición de serranía hace más dificultoso el combate a las llamas, por eso es que nadie se explica la negativa del gobierno a aceptar la ayuda de aviones fumigadores agrícolas, los cuales, explican, son usados en varios otros países de Latinoamérica para el combate a estos fenómenos”, dije entonces.

Y abundé que expertos pilotos, de Allende y Montemorelos, concretamente Roberto Chávez, Andrés Marroquín, Edgar Marroquín y Junior Chávez, “se cansaron de ofrecer sus aviones desinteresadamente para ponerlos a disposición de las autoridades en el combate a las llamas”.

El dato duro que la autoridad entonces y al parecer ahora soslayó es que los aviones fumigadores son capaces de descargar una cortina con mil litros de agua o retardante, mientras que un helicóptero solo descarga 300 mil litros…”

Este año, la afectación llega a las mil 500 hectáreas de hojarasca y matorral bajo, de acuerdo con el alcalde, David de la Peña Marroquín, de Santiago, Nuevo León.

Lo único que cambió es que este 2022 no hay elecciones en Nuevo León, y, por lo tanto, no hubo candidatos aparecidos peleando por romper el cerco de seguridad y por tomarse la foto repartiendo víveres entre los afectados.

Ya vendrán otros años electorales y otros siniestros.

@obedc
obedcampos@gmail.com