La decisión de la SCJN demostró que no existe ninguna violación al tratado comercial con Estados Unidos y Canadá, indicó el Presidente.

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desestimara la inconstitucionalidad de la Ley de la Industria Eléctrica, al calificar la determinación como histórica, patriota y que repara los daños del pasado porque protege a los usuarios de aumentos en las tarifas de luz; publicó MILENIO.

«Informarle al pueblo de México que la resolución de la Corte, de declarar constitucional la ley eléctrica, fue una decisión histórica, patriota, en beneficio del pueblo de México, en beneficio de la nación. Se reparó el daño, se protegió a la gente para que, en el futuro, no haya abusos de aumentos en las tarifas de la luz, por eso estoy muy contento», dijo.

En la conferencia mañanera de Palacio Nacional, el Presidente se confesó “feliz, feliz, feliz” y aseguró que, tras la convalidación del máximo tribunal, la mitad de los amparos presentados, incluso los más importantes, quedan en automático improcedentes y, al mismo tiempo, se demostró que no existe ninguna violación al tratado comercial con Estados Unidos y Canadá.

«Ya avanzamos, va a ir saliendo poco a poco. No hay nada de qué preocuparse, también ayer se definió que la ley eléctrica no afecta el Tratado de Libre Comercio, eso también quedó claro”.

Explicó que ahora se podrán utilizar las 60 hidroeléctricas que tiene el país a su máxima capacidad, ya que actualmente se produce el tres por ciento de la energía porque no les autorizaban el despacho a la red eléctrica. Sin embargo, de inmediato se aumentará a 10 por ciento el despacho y paulatinamente se incrementará a 20.

Esto significa triplicar las energías limpias que produce la iniciativa privada.

«¿Cuánto se produce con eólica y solar? Ni el 10 por ciento, todo lo demás es energía que producen las particulares con gas, y tenía preferencia para el despacho. Arriba de las hidroeléctricas, primero las de gas y ¿por qué? Porque son las empresas particulares», agregó.

Según López Obrador, el debate y determinación de la Corte demostró que en el país hay un auténtico estado de derecho. Además, negó que se haya presionado a los ministros de la Corte desde la federación. Se le preguntó entonces por qué el secretario de Gobernación visitó la SCJN un día antes del debate.

«Ya no es el tiempo de antes, si fuese como antes, ¿saben cómo hubiesen votado? Como votaban antes, por unanimidad todos. No, ahora hay libertades, claro que no estamos de acuerdo con algunos ministros que, en vez de representar a los mexicanos, representan los intereses empresariales, son ultraconservadores», dijo.

«El secretario de Gobernación debe mantener relaciones con el Poder Judicial, la fiscalía, el Poder Legislativo, partidos y hablar con los dirigentes de partidos. Es su trabajo».

—¿Fue a dar línea?, se le cuestionó

“No, nosotros no amenazamos, no compramos a nadie. Nosotros tenemos principios, ideales”, puntualizó.