Los hijos de personas privadas de la libertad celebraron a lo grande el Día del Niño y la Niña en los Centros de Reinserción Social de Nuevo León.

La Secretaría de Igualdad e Inclusión llevó toda una fiesta al reclusorio femenil y al penal 1 de Apodaca.

Martha Herrera, titular del área, indicó que en el nuevo Nuevo León todos son iguales y merecen las mismas oportunidades.

Cuenta cuentos, disfraces, pinta caritas, pastel, regalos y mucha diversión, fueron parte del festejo.

«Porque en el nuevo Nuevo León todos somos iguales y merecemos las mismas oportunidades, la Secretaría de Igualdad e Inclusión festejó a los niños y las niñas de los Centros de Reinserción Social Femenil y Cereso No.1 de Apodaca».

«Los padres de familia disfrutaron con sus hijos e hijas de las diversas actividades que les hicieron pasar un momento mágico e inolvidable», expuso.

Es de destacar que el evento se realizó en conjunto con la Asociación Civil Faro en el Camino; Promoción de Paz y la Secretaría de Cultura. 

De la Secretaría de Igualdad e Inclusión participaron la Subsecretaría de Diversidad e Inclusión Social; la Subsecretaría de Protección Social y Oportunidades y la Subsecretaría de Prevención y Seguridad Humana.