El gobernador de Michoacán, Alfredo Ramírez Bedolla, presentó en el Día Internacional de la Mujer, una propuesta para incrementar el castigo a los feminicidas.

De acuerdo con el gobernador, el 8 de marzo indicó que presentaría una iniciativa. Por lo que este miércoles se modificó el Código Penal y el delito de feminicidio pasó de 50 años de prisión a 60 años.

Ramírez Bedolla pidió al Congreso de Michoacán que modificará el artículo 94 de la Constitución Política del Estado de Michoacán de Ocampo; así como el artículo 31 del Código Penal para el Estado.

Ante esto, el Congreso local aprobó la propuesta con 31 votos a favor de los 40 que integran la Cámara de Diputados local.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario michoacano agradeció a los diputados por aprobar la reforma; con lo que se busca castigar a los feminicidas y a los homicidas.

Y es que, se indicó que en Michoacán se han reportado sentencias por feminicidios de hasta 20 años de prisión.

“Agradezco muchísimo al Congreso de Michoacán, por su sensibilidad para aprobar la reforma al Código Penal que propusimos para castigar de manera más efectiva los feminicidios; y los responsables de este delito tengan condenas más severas”, indicó.

Ramírez Bedolla aseguró que esto es un paso importante contra la impunidad; “seguiremos avanzado para garantizar una vida libre de violencia a las mujeres y las niñas”.