Recalcó que su Administración está dándole prioridad a todos los temas relacionados con la seguridad, contando con el apoyo del Gobierno Federal.

A pesar de la inseguridad que existen en la entidad, las ejecuciones diarias, feminicidios y violencia contra las mujeres, el Gobernador del Estado, Samuel García Sepúlveda aseguró que nadie se robara la paz de Nuevo León.

Durante su mensaje ante los trabajadores de la educación, el mandatario estatal defendió a capa y espada la seguridad que hay en el estado.

Aseveró que, si no existiera tranquilidad en la entidad, simple y sencillamente no llegarían las grandes inversiones.

El ejecutivo aseguró que es tal la demanda que hasta hay fila de empresas extranjeras que quieren llegar a invertir a Nuevo León.

«Ahora nos quieren en nuestro Estado alimentar de que es un estado inseguro, yo les pregunto a ustedes maestros, si es un Estado inseguro, ¿por qué el 30 por ciento de la inversión extranjera llega a Nuevo León?».

«¿Por qué los alemanes, los chinos, los texanos, los americanos vienen a Nuevo León a instalarse?, porque somos el Estado más próspero, somos el estado más educado gracias a ustedes y esa paz no nos la pueden robar, tenemos que salir adelante», indicó..

Recalcó que su Administración está dándole prioridad a todos los temas relacionados con la seguridad, contando con el apoyo del Gobierno Federal.

Lo anterior lo dijo García Sepúlveda a pesar de que lo que va de este 2022, los delitos de alto impacto registran incrementos significativos que van desde el 16 y hasta el 142 por ciento de aumento, en comparación con el mismo periodo de tiempo del año pasado.

Las muertes violentas de mujeres y feminicidios, son los delitos que registra el incremento más importante, y es que entre los meses de enero y abril de este 2022 se han contabilizado al menos 34 feminicidios; un 142.8 por ciento en comparación con los primeros cuatro meses del año pasado donde se presentaron 14 de estos.

También en el tema de las extorsiones y los robos de vehículos también presentan aumentos importantes en comparación con el año pasado, mientras que los homicidios aumentaron un 23.5 por ciento.

 La violencia familiar continúa incontrolable en Nuevo León como desde hace casi 10 años, registrando 6 mil 422 casos en estos primeros cuatro meses del año, un 5% más altos que el primer tetramestre del año pasado.