Con el objetivo de crear políticas públicas para apoyar con programas económicos, educativos y demás, la Fiscalía Especializada en Feminicidios creará un padrón de hijos de desaparecidas.

Griselda Núñez Espinoza, titular de la dependencia aseveró que dicha información será entregada al Gobierno Estatal y Federal.

Lo anterior lo informó al participar en la mesa de trabajo convocada por la Comisión de Justicia y Seguridad en el Congreso Local.

Durante su intervención ante legisladores, organismos, catedráticos y especialistas, la funcionaria estatal dijo que en la actualidad hay cerca de mil 375 familiares afectados aproximadamente por mujeres que están desaparecidas.

De acuerdo con la Fiscalía General de Justicia tan solo en Nuevo León en 2022, hay 427 mujeres desaparecidas y 31 por localizar. Por tal motivo, la fiscal señaló que era necesario la realización de este padrón el cual quedará listo en un mes.

«Vamos a generar el padrón de huérfanos de desaparecidos y establecemos ese compromiso en no más de un mes, el Fiscal General estableció que asume la encomienda en el tema de desaparecidos y proporcionaremos ese insumo de información, ya lo tenemos en la Fiscalía Especializada en Feminicidios y nos comprometernos en que, en término de un mes, podamos proporcionar esa información y las acciones que se tienen tanto de los hechos recientes como de la larga data», indicó.

«Este padrón, tal y como funciona el padrón de huérfanos de feminicidio, pues homologaríamos estas acciones para el tema de desaparecidos y no localizados, y desaparecidas y no localizadas».

«Se genera la información que nos permite hacer un análisis de contexto y saber quiénes son las víctimas indirectas que se generan por esta situación, y es importante decir que también son de personas menores y mayores de 18 años, y se entrega ese insumo a los Gobiernos estatal y federal para que sean sujetos de programas de atención», comunicó.

Núñez Espinoza aseveró que se les ofrecería también servicios de atención especializada en materia de victimiología para poder llevar a cabo el acompañamiento de su problemática.

Agregó que la situación de las personas desaparecidas es más complejo de lo que aparenta, pues las familias están enfrentando un problema más, algunos de los hijos están envueltos en las drogas o depresión y han atentado contra su vida.

Aseguraron que hay psicólogas que las revictimizan, por lo que invitaron a que las actualicen con talleres.