Desde hace 16 días Salvador Becerra no sabe nada de sus hijos que iban a Estados Unidos; hoy se manifestó frente al Palacio de Gobierno en Nuevo León.

Ante la incertidumbre que vive por no tener pistas de sus familiares desaparecidos desde hace 16 días, durante su trayecto hacia Estados Unidos, Salvador Becerra pide una audiencia con el presidente Andrés Manuel López Obrador para agilizar las labores de búsqueda; informó MILENIO.

Después de manifestarse pacíficamente en la Explanada de los Héroes, el padre y abuelo de las 3 personas de las que se perdió el rastro en límites de Nuevo León y Tamaulipas, cuestionó los pocos avances que ha tenido en la investigación.

«Yo le voy a dar para adelante cueste lo que cueste hasta encontrar a mis hijos, daré la vida si es necesario, pero a mí no me van a jugar el dedo en la boca ni a dorar la píldora, yo voy a La Mañanera, pero que me reciba el Presidente».

Contó que un día después del 11 de mayo que perdieron rastro de su hija Lidya Ireydi y sus nietos José Luis y Kinnereth, comenzó la búsqueda a la par de las autoridades, quienes no han encontrado datos relevantes del caso.

«Peinamos la zona luego luego que no tuvimos razón de ellos, dimos a Miguel Alemán, por las brechas a ver si mirábamos las camionetas, porque no puede ser que se hayan desaparecido de la faz de la tierra y que no sepan ni dónde».

Apenas este viernes y después de varias jornadas de tocar puertas, el subsecretario de gobierno, Víctor Jaime Cabrera, lo recibió para refrendarle apoyo, posterior a ello, marchó por las calles hasta llegar a las instalaciones de la Fiscalía de Justicia.

Sus seres queridos pretendían llegar a McAllen, Texas para surtir pacas de ropa y venderlas en los mercados rodantes en el municipio de Guadalupe, sin embargo, a decir de don Salvador, ese viaje se convirtió en una gran pesadilla; señaló MILENIO.

Foto: Alexandra Amao | MILENIO