Ante la baja en los índices delictivos, el gobierno del Estado concluyó su intervención en el municipio de García y le regresó el control de su policía.

Aunque originalmente se hablaba de seis meses, Fuerza Civil asumió el mando apenas por un mes. Lo anterior bajo el argumento de un crecimiento desmedido en la incidencia delictiva.

Derivado de un acuerdo publicado en el Periódico Oficial, el mando será restablecido al alcalde Carlos Guevara.

«Se da por concluida la intervención del Estado, a través de sus cuerpos policiales de seguridad en el Municipio de García, en consideración a que el fenómeno delictivo e inseguridad han decrecido sensiblemente en su territorio».

«Se instruyó al Secretario de Gobierno para que notifique al Alcalde de esta medida de manera inmediata», refiere el escrito.

Fue el pasado 20 de mayo cuando elementos de Fuerza Civil tomaron de manera sorpresiva la Policía de García.

Ese día, al alcalde le fue notificado que sería por 180 días, concluyendo en diciembre.