Mediante una publicación de Facebook, el chef mexicano hizo un comentario a fondo del por qué está en contra de intercambiar su trabajo con los influencers.

La queja del chef mexicano Edgar Núñez en contra de una influencer que le pidió comer gratis en su restaurante, a cambio de unas menciones en redes sociales se ha viralizado y ha dividido opiniones. Sin embargo, con mayor detalle, el chef explicó las razones por las que está en contra de los intercambios con influencers; publicó MILENIO.

Luego de que en sus redes sociales, el chef Edgar Núñez evidenciara a la influencer Manuela Gutiérrez por proponerle mencionarlo en sus redes sociales a cambio de dos reservaciones gratis en su restaurante, la polémica continúa.

Y es que mediante una publicación de Facebook, el chef mexicano hizo un comentario a fondo del por qué está en contra de intercambiar con los influencers.

Mencionó que él no necesita de menciones, pues no necesita a personas que se beneficien de su comida para presumirle al mundo algo que no pueden pagar:

“Les voy a explicar a todos con mucho respeto. Yo solo, Édgar, sin contar las páginas de mi restaurante, mis redes juntas la superan 10 veces a las del influencer y eso que no me dedico a vivir de las redes sociales. Yo no necesito a gente beneficiándose de decir que viene a comer mi comida y presumiendo un mundo de fantasía que no puede pagar y no es que esté mal, lo que está mal es hacerle creer a la gente que los siguen que sí”, indicó el chef.

Asimismo, indicó que si los influencers suben contenido sobre su restaurante, los únicos beneficiados serán ellos. Además, dejó claro que no le interesa salir en el feed de personas que sólo suben fotos en traje de baño:

“¿Que invierten ellos? Generar contenido no es subir mi contenido, o sea, mis platillos. ¿Quién va a salir beneficiado de esto? ¿Por qué yo querría salir en el feed de una persona que no se dedica a la gastronomía y que solo sube fotos en traje de baño? ¿que no es especialista en gastronomía?”, comentó.

En este sentido, dijo que se sentía ofendido que quieran abusar de su trabajo, pues él y su staff siempre trabajan muy duro para que todo salga bien, como para que una persona quiera aprovecharse de la situación, sólo se siente y suba una foto a Instagram:

“Además de no tomarse el tiempo de investigar si ella / él son el Target del lugar al que le ofrecen esos servicios, perdón pero a mi si me ofende que quieran abusar de mi trabajo y del del staff que nos partimos el lomo todo el día para ir salga todo perfecto y venga alguien a querer aprovechar, sentarse, comer y tomar lo mejor a cambio de una puta foto en un IG , que tiene muchísimos menos seguidores que yo… ubíquense y ubiquen mi molestia, aquí no es un ganar ganar, solo una parte, que no me interesa, se beneficia”, aclaró.

Finalmente, se disculpó por la forma en la que respondió, aunque resaltó que lo tienen cansado:

“Disculpen si no conteste como ustedes hubieran querido, pero ya me tienen hasta los huevos este tipo de gente. Saludos”, concluyó.

Imagen portada: MILENIO