Tras las presuntas violaciones en los cobros de las tarifas en efectivo del transporte público, el gobernador Samuel García Sepúlveda ordenó requisar a todos aquellos empresarios transportistas sus respectivas rutas por haber cobrado 15 pesos; informó MILENIO.

Tras las violaciones en los cobros de las tarifas en efectivo del transporte público, el gobernador Samuel García Sepúlveda ordenó requisar todas las rutas que excedieron su cobro y la primera fue la Ruta 400, propiedad del empresario Abelardo Martínez.

A través de una publicación en el Periódico Oficial del Estado, la administración estatal informó que se tomaría posesión de la empresa, bienes y servicios de Transportes Progreso, SA, operadora de la Ruta 400 y todas sus ramales, por lo que anoche inspectores del Instituto de Movilidad y Accesibilidad llegaron hasta las oficinas de la ruta.

«Se determina e impone como medida de inmediata ejecución la requisa de los bienes y derechos de la empresa Transportes Progreso, SA, que tiene efectos de manera directa e indirecta», se indica en la publicación.

Entre lo requisado a la empresa se encuentran todas las unidades, refacciones, talleres de encierro, derechos de ingreso de efectivo por concepto de tarifa, maquinaria, herramientas y hasta los validadores de Enlaces Inteligentes que operan en la citada ruta.

«Queda prohibido al permisionario Transportes Progreso, SA, disponer de los recursos económicos y humanos afectos a la operación de la Ruta 400, mientras permanezca vigente la medida de seguridad (requisa) impuesta en este acuerdo», dicta.

Al cierre de esta edición, personal del Instituto de Movilidad y Accesibilidad, elementos de Fuerza Civil y actuarios se encontraban en los patios de la Ruta 400, ubicados en Santa Catarina, realizando la requisa.

En un recorrido realizado por la plataforma MILENIOMultimedios el pasado jueves se constató que la Ruta 400 cobraba 17 pesos en efectivo por sus servicios, sin importar que la tarifa autorizada por el Instituto de Movilidad y Accesibilidad del Estado es de 12 pesos.

Coincidentemente, en el caso de la requisa de la Ecovía en 2016, la empresa Servicio de Transporte Tecno Ecológico también era encabezada por Martínez.

Por presuntas anomalías en el proceso, el empresario denunció al entonces gobernador Jaime Heliodoro “N”, quien enfrenta un proceso por ello en prisión domiciliaria; señaló MILENIO.

Ayer a temprana hora, el gobernador Samuel García anunció a través de un video que se quitará el servicio a quienes cobraron las tarifas fuera de la ley.

«A los transportistas (decirles): a esa vieja política camionera que lleva décadas cobrando por sus camiones chatarras, que esto se acabó; vamos a renovar el transporte público de Nuevo León, vamos por nuevos camiones, con camiones verdaderamente a la altura y dignidad de los nuevoleoneses, por eso cierro diciéndoles que acabo de instruir mandar requisar a todas las líneas del transporte que cobren de manera ilegal e indebida 15 pesos.

«¿Qué es requisar? Es un acto administrativo donde simple y sencillamente el gobernador toma el control de la empresa, toma su caja, toma sus camiones, toma sus choferes y ahora daremos el servicio nosotros. Hoy viernes (ayer) se acaba este atraco a Nuevo León», dijo.

De igual forma, el gobernador advirtió que ya tiene cuatro videos con información específica sobre igual número de choferes que han sido agresivos y violentos con los usuarios por negarse a pagar la tarifa indebida.

A ellos, adelantó, comenzará a interponer carpetas penales para hacer conciencia sobre el buen trato a los usuarios del transporte público.

Detalló que han sacado 31 camiones de circulación por prácticas indebidas.

Imagen portada: Mayte Villasana | MILENIO