La joven esperó durante más de cinco horas a ser rescatada, luego de que las lluvias dejaron a varias casas sumergidas en Kentucky.

Chloe Adams, una joven de 17 años, quedó atrapada junto con su perrita Sandy en el techo de un almacén, luego de que esta se inundara por completo debido a las lluvias torrenciales que formaron ríos entre los caminos y viviendas de Whitesburg, Kentucky, en Estados Unidos; publicó MILENIO.

De acuerdo con el portal CNN, Chloe se despertó la madrugada del jueves por el sonido de las aguas torrenciales entrando por cada desagüe, ventana y pared de su casa, donde vive con su abuelo y su perrita Sandy.

Sin embargo, esa noche las dos estaban solas y sin nadie que pudiera ayudarlas, pero Chloe estaba decidida a salir a salvo y llevarse a su perrita con ella.

«Había agua hasta donde podía ver. Tuve un ataque de pánico en toda regla», dijo en un mensaje a CNN.

La joven narró que cuando el agua comenzó a subir hasta su cintura, intentó nadar junto con Sandy hacia la casa de sus tíos, donde el resto de su familia se resguardaba.

No obstante, notó que su perrita no podía soportar la corriente, por lo que buscó una forma de mantenerla seca en un contenedor, que puso sobre un cojín, para que flotara.

«Puse a Sandy en el agua momentáneamente para ver si podía nadar. Pero no podía, así que la cargué y volví adentro, vadeando el agua hasta la cintura para tratar de localizar algo que pudiera flotar para ponerla.

«Finalmente tuve un plan que creía podría funcionar. Conocía los peligros de tratar de nadar en aguas profundas y en movimiento, pero sentí que no tenía otra opción», mencionó.

Destacó que tras poner a salvo a su perrito, nadó empujando el cojín hasta que llegar al techo de un edificio de almacenamiento cercano, ya que era la estructura que aún no quedaba sumergida.

Allí, se sentó junto con Sandy durante más de cinco horas antes de que la prima de Chloe rescatara a la adolescente y a su perro con la ayuda de un kayak. 

Mientras que la familia de Chloe, refugiada en el segundo piso de la casa de su tío, la vigilaba y hablaba con ella mientras esperaba ayuda.

«Mi corazón está con todas las demás personas que perdieron y sufrieron mucho más que yo en esta horrible devastación», agregó Chloe.

Tras el rescate, el papá de Chloe, Terry Adams, publicó en su cuenta de Facebook la fotografía de su hija y su perrita, cuando estaban varadas en el techo, lamentando las pérdidas materiales, pero celebrando que su hija está a salvo y llamó héroe.

Imagen portada: Facebook | Terry Adams